Una de las mayores preocupaciones de muchas mujeres es el cabello dañado; hoy día nuestro pelo está sometido a muchos factores que alteran y dañan no sólo nuestra melena, también el cuero cabelludo: la polución, el frío ó el calor, la coloración, el uso de productos de baja calidad,… Y ante la visión de un pelo desnutrido, falto de brillo, de volumen ó con las puntas rotas, pensamos en cortarlo. Pero a veces ésta no es la mejor solución (aunque todo ayuda), y necesitamos un tratamiento de recuperación capilar específico a nuestro daño.

Tras 15 años de investigación exhaustiva y 15 patentes en trámite, los laboratorios de investigación de L’Oréal han desarrollado la tecnología de tratamiento capilar más sofisticada hasta la fecha. La investigación de L’Oréal ha abierto la puerta, por primera vez, a toda una nueva generación de productos para el tratamiento duradero del cabello.

 

Basándose en los conocimientos derivados de esta investigación sobre el pelo dañado, L’Oréal Professionnel ha identificado tres niveles de daño capilar: nivel 1, en el que el daño solo afecta a la cutícula; nivel 2, en el que el daño afecta tanto a la cutícula como al córtex; y nivel 3, en el que cutícula y córtex están seriamente dañados.

¿Cuál es el primer paso? Acudir a un salón L’Oreal Professional, como el nuestro, para que podamos hacer un diagnóstico específico para evaluar el nivel de daño de tu pelo y seleccionar los productos que mejor se adapten al nivel de sensibilización de tu fibra capilar.

Tras hacer el diagnóstico, aplicaremos un tratamiento específico. Gracias a sus profundos conocimientos sobre el daño capilar, L’Oréal Professionel ha diseñado 3 gamas específicas con PRO FIBER adaptadas a los distintos niveles de daño capilar: RECTIFY, RESTORE y RECONSTRUCT. Estas gamas ofrecen una respuesta personalizada en función de cada uno de los niveles de daño para proporcionar unos resultados sin igual.

 

Por último te prescribiremos el protocolo en casa para lograr un efecto duradero, con seis semanas de tratamiento continuo.

Cada una de las tres líneas de tratamiento específica con PRO FIBER está compuesta de champú, acondicionador, concentrado, sérum, mascarilla y monodosis, según el tratamiento recomendado.

 

El tratamiento en casa PRO FIBER RECTIFY está indicado para cabellos con la cutícula dañada, cabellos finos y medios, y cabellos naturales dañados sensibilizados. Si sigues en casa el tratamiento notarás cómo la fibra capilar se restaura, luce suave e increíblemente brillante.

 

El tratamiento PRO FIBER RESTORE es una línea reparadora de larga duración para cutícula y córtex dañados, y cabello coloreado o con mechas, dañado, sensibilizado, sometido a estilimos frecuentes ó alterado químicamente. Tras los primeros usos notarás cómo la fibra capilar se restaura, luce suave, brillante, y sobre todo notarás cómo mejora la calidad de la superficie capilar.

 

El tratamiento PRO FIBER RECONSTRUCT es una línea reparador de larga duración para cutícula y córtex muy dañados y cabello muy dañado, sensibilizado, dañado,con alteraciones químicas ó sometido a múltiples agresiones. Tras su uso notarás cómo el cabello está más flexible, sedoso, nutrido, dúctil y restaurado.

Sea cual sea la línea que necesites, no olvides aplicar una monodosis RE-CHARGE cada 4 lavados para prolongar los efectos del tratamiento.

Recuerda que como Salón L’Oréal Professionnel tenemos acceso al revolucionario tratamiento de cuidado capilar Pro Fiber, y que sólo tienes que pasar por nuestro salón en la calle Virgen del Rosario, 23 de Ribesalbes (Castellón) ó llamar por teléfono al 964 625 046 si quieres pedir cita previa, para hacerte un diagnóstico completo y recomendarte un tratamiento específico a tus necesidades. Los resultados ¡¡VALEN LA PENA!!