En verano nos dedicamos al cuidado de la piel bajo el sol con mucho esmero y mimo, pero dejamos en segundo plano nuestro cabello. Y tras varias jornadas de sol y playa es cuando somos conscientes de verdad del deterioro que sufre el cabello, y que se traduce en un pelo más áspero, sin brillo, encrespado y decolorado.

Por eso, si te vas de vacaciones, vas a la playa, a la piscina, ¡incluso si pasas muchas horas en la calle!, quiero darte unas recomendaciones para que puedas cuidar de tu pelo expuesto al sol.

Antes de irte de vacaciones es conveniente bajar un poquito el tono del color, ya que todo lo que conlleva el verano, piscinas, mar, sol,… nos va a hacer que aclare por sí solo. Con relación al corte, lo mejor es cortar un poco las puntas antes, y después para mantener la fibra capilar en buen estado.

Y sobre todo PROTECCIÓN SOLAR PARA EL CABELLO; utiliza productos que aporten la hidratación extra que le hace falta, que regenere la fibra capilar, te aporte brillo y te deje un pelo sedoso. En nuestro salón tenemos dos líneas de producto maravillosas, especialmente diseñadas para el cuidado del cabello en verano, Kérastase y L’Oreal.

 

 

 

La línea Soleil de Kérastase se basa en tres pasos fundamentales: bañar, tratar y texturizar, y para ello hay una gama de productos especialmente indicados para tu tipo de cabello.

El champú BAIN APRÈS-SOLEIL 1,2,3 protege y sublima el brillo del cabello, y está especialmente indicado para cabellos coloreados y debilitados. Cuando vuelvas de la playa o la piscina, lava tu cabello con este champú dando un suave masaje, y verás cómo recuperas suavidad y brillo.

Para un tratamiento reconstituyente profundo, utiliza la MASQUE UV DÉFENSE ACTIVE; aplica 1 ó 2 nueces de producto sobre el cabello húmedo, masajea suavemente y aclara con cuidado. Verás cómo recuperas el brillo, además de reforzar la fibra capilar que tanto se debilita en verano.

El HUILE CÉLESTE nutre y protege el cabelllo aportando un brillo infinito. Lo aplicaremos sobre el cabello seco o húmedo antes o durante la exposición solar, y además es muy cómodo porque no necesita aclarado.

 

Más específico es MICRO-VOLILE PROTECTEUR, un spray para el cabello natural con una combinación de ingredientes que minimiza el riesgo de foto degradación, aporta un brillo natural y reduce el encrespamiento. Aplícalo de la raíz a las puntas antes o después de la exposición solar y lista, no necesita aclarado.

Y por último, AQUA SEAL es un aceite en crema impermeabilizante efecto disciplinante y brillante especialmente indicado para cabellos sensibilizados y coloreados; se aplica después de la exposición al sol; lava tu pelo con el champú Bain Après-Soleil, seca con una toalla y reparte 1 ó 2 nueces de producto por todo el cabello; y voilà, ¡tampoco necesita aclarado!

 

La segunda línea que os recomiendo es la línea solar de L’Oreal Profesionnel, que tiene tres productos también especialmente indicados para proteger y cuidar del cabello en las largas exposiciones al sol. Una línea que vas a encontrar sólo en salones profesionales (como el nuestro  🙂 )

Por un lado, tenemos el SPRAY INVISIBLE PROTECTOR, un acondicionador invisible en spray que es una bruma luminosa cuya fórmula proporciona una protección instantánea al pelo durante la exposición solar, le aporta un brillo espectacular y además crea un escudo anti-sequedad.

El CHAMPÚ AFTER-SUN NOURISHING es un champú que elimina los elementos dañinos y aporta hidratación instantánea con sus ingredientes refrescantes y tonificantes. Más aún, su fórmula de protección solar bloquea y absorbe los rayos UV y lo convierte en el cuidado perfecto para mimar el pelo al volver de la playa durante los meses calurosos.

Y por último, la MASCARILLA PROTECTORA SOLAR, que nutre intensamente para regenerar la película protectora natural del pelo expuesto al sol y dañado por el mismo, creando un escudo foto-protector para cuidar el pelo de los rayos UV. Una vez revitalizado, el pelo está listo para afrontar las agresiones externas.

Y unos últimos consejos: tanto el cloro de la piscina como el salitre del mar oxidan el cabello de la misma manera, así que aprovecha la tendencia de este verano para utilizar turbantes, gorros, sombreros, pamelas… así protegerás mucho más la fibra capilar, evitando su oxidación. Recuerda que cuando nos mojamos el pelo con agua del mar o agua clorada de piscina hay que lavarlo e hidratarlo porque tanto el cloro como el salitre oxidan por sí mismos el cabello (sin necesidad de exposición solar) por lo que es necesario retirarlos. Utiliza protector solar y renueva su aplicación después de cada baño.

Si sigues estos consejos, en septiembre cuando vengas a sanear tu pelo después de las vacaciones, verás como no está muy dañado y sólo necesitarás un pequeño retoque. Y hasta que nos vayamos de vacaciones, puedes pasar a vernos por nuestro salón en Ribesalbes (Castellón) o llamarnos por teléfono al 964 625 046 si quieres reservar cita o tienes cualquier duda. ¡Nos encantará atenderte!