No hay mejor temporada para poner a punto nuestro cuerpo que el invierno, por eso comenzamos a presentarte una serie de tratamientos corporales y faciales que hacemos en Mario Peluquería, y que te recomendamos, si estás interesad@, que empieces ya. Además, puedes aprovechar nuestras promociones  😉

 

Comenzamos con el TRAMIENTO DE FOTODEPILACIÓN CON LUZ PULSADA, también llamada IPL, representa el más moderno e innovador sistema de depilación permanente, una técnica evolucionada de los equipos láser, que consigue la destrucción progresiva y permanente de los folículos pilosos de la región tratada. Suele confundirse con la depilación láser, pero el láser y la depilación ipl o con luz pulsada intensa son dos métodos distintos de depilación.

 

Puede ser empleada en cualquier tipo y color de piel (oscura o clara), cualquier color o tipo de pelo (grueso o fino, claro u oscuro) y en cualquier localización corporal puesto que es una técnica absolutamente indolora y la piel no sufre durante su aplicación. Este tipo de depilación luz pulsada no es tan conocida como la depilación láser, aunque estos últimos años ha ganado bastante popularidad debido a que trabaja con mayor eficacia en pieles más oscuras y es indolora.

 

Es importante señalar que la piel no se ve afectada en ningún momento, al menos no en condiciones normales, ya que el espectro de luz utilizado únicamente actúa en la melanina del vello. Las longitudes de onda emitidas son inofensivas para la piel, dañando únicamente a los pelos.

El resultado es un tratamiento de depilación magnífico, eficaz, seguro y económico. El número de sesiones varía según el área a tratar, la cantidad de vello, el tipo de piel, la duración del ciclo de crecimiento piloso de cada zona, etc, pero normalmente se necesitan de 5 a 8 sesiones.

Se suele dejar como mínimo 1 mes entre sesión y sesión, que es el tiempo en el que el pelo volverá a crecer y estar con la longitud perfecta para volver a aplicar el procedimiento. Cuantas más sesiones más tiempo tendremos que esperar para acudir a la siguiente sesión ya que las raíces del pelo estarán mucho más debilitadas y tardarán más en crecer.

 

Después de cada sesión es aconsejable seguir los siguientes consejos:

  • Evitar la exposición prolongada al sol: La piel estará más sensible de lo normal por lo que debemos tener especial cuidado.

  • No permanecer durante mucho tiempo bajo fuertes días de sol y utilizar protectores de mínimo 30 fps son acciones que deberías seguir.

  • Utilizar cremas y geles: Para cuidar la piel entre sesión y sesión es aconsejable utilizar Aloe Vera u otros geles en la zona afectada.

 

Por eso es importante comenzar ahora, así cuando llegue el buen tiempo, no tendrás que preocuparte de tu vello corporal, y sólo de disfrutar del buen tiempo y la ropa ligera.

Ahora sólo te queda pasar a vernos por nuestro centro en Ribesalbes, Castellón (Calle Virgen del Rosario, 21) ó llamarnos al teléfono 964 625 046 para pedirnos cita. Te haremos un estudio y presupuesto personalizado.